viernes, octubre 06, 2006

gracia y desgracia

El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive sólo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores…
No existe posibilidad alguna de comprobar cuál de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro…
Lo que sólo ocurre una vez es como si no ocurriera nunca. Si el hombre sólo puede vivir una vida es como si no viviera en absoluto.

De La insoportable levedad del ser, Milan Kundera.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

la juguera en off mejor!!!
talda
el ultimo

Belén dijo...

Puede que Kundera tenga razón... pero sólo en parte, pues sigo creyendo que por único que sea cada cosa que vivimos, existe como expone en las primera páginas un algo en nuestra vida que se reitera sin cesar... el eterno retorno de lo que sea!! o acaso me vas a decir que no solemos tropezar más de una vez con la misma piedra?... existen estas mini- posibilidades que nos permiten expiar culpas, cumplir deseos o simplemente repetirnos el plato de algo increíble!!!

Sigamos leyendo a Kundera, nos encontraremos con más de una verdad...
Adeus.

argent dijo...

debo decir que las reflexiones en cuanto a la insoportable levedad del ser me han traido mas de un dolor de cabeza...y por lo mismo, ha estas alturas he tratado de evitar calentarme la cabeza, sin embargo no he podido...kundera, de alguna forma, lo que busca es precisamente eso, que te duela la cabeza con lo que piensa...
ahora bien...si de hombre se trata, existen un sinnumero de posibilidades, al mas estilo, trabajo estadistico, refiriendonos fundamentalemente al hecho de poder creer o no, las cosas que se nos esta tratando de entender.
es por esta misma razon que creo que por mas que intentemos discrepar el hecho de que no existe ensayo alguno para vivir, nos resulta mucho mas facil decir, sí eso es asi.
lo importantes, entonces, es reflexionar en torno a 2 ideas:
1) el hecho de que el hombre nunca puede saber que debe querer porque vive olo una vida y no tiene manera de compararla con aquellas precedentes, me
suena a una especie de o te conformas con lo que hay, o te dejas de wuebiar. sin embargo, creo que eso no es asi, ni tampoco me permitiria que lo fuere.
esto, simplemente porque no hay razon para comparar una vida con otra, (muchas veces se dice que fuimos algo en otra vida, y que las personas que te rodean, en esta, tuvieron algo que ver con tu vida pasada), ni mucho menos ensayar lo que vas a hacer, la vida en este caso, es como cada una la va construendo, y no, como cada uno la va ensayando. la construccion en este caso, es un pilar mucho mas importante en nuestra vida, por que ensayar implicaria una suerte de llegar a la perfeccion (como una especie de, la practica hace al maestro), cosa que nadie lo es, ni nadie lo pretende ser...(ya que eso se lo dejamos a nuestra espiritualidad suprema).

2) ¿que valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma?...exactamente lo que mencionabamos anteriormente. la gracia de nuestra vida, esta en nuestra propia construccion, y en el hecho de que cada cosa que hagamos, repercute en el resto. la teoria de sistemas en este caso, deja en evidencia que todo acto, genera causas y consecuencias en la otra parte del sistema, y por lo mismo, no existe razon alguna para no darse cuenta de que la vida por si misma llega a ser un principio y un fin.

bueno barbara...aca te dejo mi opinion...yo se que la debia y cumpli lo prometido...

sábado de fanchop dijo...

buena por apoyar la causa de las buenas tonteras y darle un toque de profundización. tal como el título lo dice la visión de la vida como un boceto es desgraciadamente angustiante pero a la vez es la gracia de la vida...