martes, abril 03, 2007

la contradicción

tenemos que hablar. no podemos no hablar. tenemos que saludar y despedirnos, contestar las preguntas que nos hacen, poner atención y preferentemente preguntar algo de vuelta. ojalá reír o sonreír y hacer contacto visual. sin esto supuestamente no hay comunicación. pero aveces no tenemos nada que comunicar, nos basta con tratar de entendernos a nosotros mismos, apenas podemos tener un diálogo interior porque nos desconcentramos o nos desconcentran para conversar. se agradece una buena conversa con un amigo o con un desconocido incluso, también aveces es necesario hablar tonteras, pero esas palabras que salen por inercia, por tapar el silencio, porque esa es la definición de ser simpático y cortés y alegre. el adolescente por excelencia de "little miss sunshine" estuvo como 8 meses sin hablar (hasta que no pudo más y el silencio perdió sentido). es posible ? sirve de algo ? juan borchers en los últimos años de su vida decidió dejar de hablar, sólo se comunicaba mediante las matemáticas. creo que es fácil notar que el enamoramiento se acabó cuando el silencio se vuelve insoportable (y la conversa peor). hay gente que habla de más. se sobreexpresan. ya los entendimos, se están repitiendo y redundando, gracias. (yo. si. también. título.)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

contradicciones???
definitivamente de acuerdo...
pareciera un juego siniestro de palabras...
podemos conversar pero...
no queremos hablar...
porque aquel que pretende hablar...
termina por conversar con aquel que por uno u otro motivo queria simplemente quedarse callado...
o incluso...
queremos callarnos...
por que aquel que queria hablarnos...
prefirio quedarse callado frente a lo que estabamos hablando...
si este juego de palabras tan siniestro es completamente efectivo en el mundo real...la metacomunicacion es doblemente perverso e interesante a la vez....
mirar feo...
darse vuelta o dar la espalda...
ponerse el dedo en la boca en señal de silencio...
levantar la mano
guiñar el ojo
mover la cabeza
levantar la ceja
etc...
que preferimos entonces...

siamesa dijo...

es dificil ser cortés las 24 horas, además es cansador... la mentirita blanca y la sonrisita a la fuerza por el bien de todos. se podría proclamar un día de "hace y pon la cara que quieras" quizas que no quede tan la cagada (porque tanta cosa forzada y tantas reprimidas no se si estan dando los mejores resultados)

Jp dijo...

si basta de hablar por hablar chao con el protocolo y con los buenos modales me gustaria ser mas sincero