domingo, marzo 04, 2007

cómo lo pasé ?

ayer fui al carrete bueno y terrible por excelencia. tengo el corazón dividido, no se si lo odié o si vuelvo pasado mañana. debo reconocer que el hecho de haber entrado gratis me permite tener una visión crítica. era algo así: buen local, dos ambientes, uno electrónico y otro con canciones desconocidas de grupos poco conocidos, todo muy "indie", se podía bailar, estar sentado o parado al estilo cóctel ABC1 donde todos se conocen o reconocen por sus vestimentas, peinados y accesorios varios. una amiga lo definió como muy nice, todos felices y lindos, muy lindos, mujeres y hombres, metrosexuales que no pierden tiempo intentenado el look casual, el 30% de los asistentes usaba anteojos de marco negro grueso (sí, yo también) y darme cuenta de eso fue el primer indicio que algo andaba mal, conmigo, porque yo pelaba y pelaba mientras lucía los mismos lentes y coreaba las mismas canciones, yo había llegado en mi auto igual que todos, había tomado antes y compré copete adentro también, pero así y todo ésto era algo muy ordenado, todos muy educados, no había espacio para peleas ni escándalos piantes, nadie se tropezaba ni chocaba con nadie, no existía la ansiedad ni el apuro, todos sonreían (si, yo también). en qué momento se es parte de este ideal estético, de qué manera uno se revela contra algo que al final de cuentas uno igual disfruta con odio. qué es disfrutar y odiar simultáneamente algo. será un tipo de amor adolescente o una incapacidad de aceptar ciertos hechos frustrantes en relación a un discurso, no se.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

despues de leer tu comentario, la verdad es que quede con la leve impresion de que a ese carrete le faltaba a la pamela diaz, la kenita larrain, el ivan zamorano, la geisha y otros personajes tan pintorescos y picantes de la farandula nacional. es evidente que querer lo que se odia es tan antagonico como enigmatico como que la pamela diaz se haya casado en el raddison...sin duda alguna que la homogenizacion en la que uno se encuentra inmerso, necesariamente lleva a este tipo de cuestionamientos paradojales...junto con esto es inevitable que se me vengan a la mente personas caracteristicas con pensamientos caracteristicos, o sea, personas que:
1) crean que el transantiago es una linea especial de micros amarillas
2) que la tarjeta BIP es la simil de la tarjeta VIP
3) que los alimentadores son los ambulantes que cambiaron de nombre gracias al transantiago
en fin...
lo importante de todo esto entonces, es entender algo tan basico con que si no esta la brigida flaite en los carretes (porq queramoslo o no, siempre hay una chana lais presente), el asunto no es tan entretenido como quisieramos que fuera....

Anónimo dijo...

y la paty maldonado????

... dijo...

la verdad es que era más del estilo "actores locos", "gays recién salidos del closet" y "minas en vestido".

Anónimo dijo...

Me parece que lo que se termina odiando es el hecho de amar algo de lo que te reiste con ganas... y darte cuenta que tan lejos de eso no estas... es lo mismo que te hace sentir la intimidacion del mundo nice... en todo caso lo mas freak es no saber si teni demasiadas ganas de volver, para ser cada vez mas participe de esta rama de la sociedad, o bien no volver nunca masss, es como un sentimiento morboso de querer seguir observndo o no?... en todo caso lo mas pro es ver a todos tomando sus tragos (acompañados de una bebida energética)(y nadie cureski) y en vez de una pamela diaz o una geisha tener al ABC 1 del Jose Martinez (Ramoncito) en su maxima expresion.