lunes, septiembre 11, 2006

un trozo de "el túnel" de ernesto sábato

... Cada vez que María se aproximaba a mí en medio de otras personas, yo pensaba: “Entre este ser maravilloso y yo hay un vínculo secreto” y luego, cuando analizaba mis sentimientos, advertía que ella había empezado a serme indispensable (como alguien que uno encuentra en una isla desierta) para convertirse más tarde, una vez que el temor de la soledad absoluta ha pasado, en una especie de lujo que me enorgullecía, y era en esta segunda fase de mi amor en que habían empezado a surgir mil dificultades; del mismo modo que cuando alguien se está muriendo de hambre acepta cualquier cosa, incondicionalmente, para luego, una vez que lo más urgente ha sido satisfecho, empezar a quejarse crecientemente de sus defectos e inconvenientes…
…pero es bastante extraño que a un hombre no le baste con haber escapado a la tortura y a la muerte para vivir contento; en cuanto empieza a adquirir nueva seguridad, el orgullo, la vanidad y la soberbia, que al parecer habían sido aniquilados para siempre, comienzan a reaparecer, como animales que hubieran huido asustados; y en cierto modo a reaparecer con mayor petulancia, como avergonzados de haber caído hasta ese punto. No es difícil que en tales circunstancias se asista a actos de ingratitud y de desconocimiento.
Ahora que puedo analizar mis sentimientos con tranquilidad, pienso que hubo algo de eso en mis relaciones con María y siento que, en cierto modo, estoy pagando la insensatez de no haberme conformado con la parte de María que me salvó (momentáneamente) de la soledad. Ese estremecimiento de orgullo, ese deseo creciente de posesión exclusiva debían haberme revelado que iba por mal camino, aconsejado por la vanidad y la soberbia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmmm......sinceramente he quedado en una especie de reflexion profunda y ensimismada con respecto a lo que nos quieres dar a conocer....
en una primera instancia peque de creer que estabas haciendo una especie de contextualizacion a algo que entregas habitualmente.....onda de lo literato a lo musical.....

sin embargo creo que despues de analizarlo mejor pienso que mis reflexiones se centran en los siguientes elementos:

1) por mas que queramos...la exigencia hacia el otro pasa por el hecho de no tener expectativas constantes y crecientes...sino ezbosarlas y mantenerlas lo mas low profile posible

2) uno no puede pretender que el otro yo (ego) no se manifieste alguna vez...es una especie de tradicion ecumenica que eso suceda en alguna relacion

3) por mas que evitemos el sufrimiento la tradicion y la estadistica nos dicen otra cosa: "mientras mas sufrido...mejor"

4) el tema de la soledad y de la no soledad es un tema complejo, sobretodo si pretendemos creer que la otra persona entiende que el tener una relacion implica disminuir los costos....por el contrario....se asume que mientras mas grandes mejor

5) una de las cosas que hay que destacar de sabato en general es que su libro me provoca una especie de melancolismo comunitario....una especie de reflexion profunda a cerca de lo que habitualmente vivimos y lo que los demas viven en este constante proceso de cambios y adaptaciones....

bueno espero que mi reflexion ayude a mantener el perfil de esto....que de hecho es muy alto...jajajajajaj
cuidate y nos vemos....

Belén dijo...

Acércate a la "Insoportable levedad del ser" (M.Kundera) ... yo apenas empiezo y te puedo decir que en él también aparecen bastantes verdades... un abrazo